Tintes naturales, tintes lentos.

Por Lucía Kelmanzon,

En el mundo de la coloración textil, los tintes naturales también pueden ser llamados tintes lentos.
El optar por este tipo de teñido nos lleva a experimentar otra noción del tiempo, bajar nuestro ritmo y situarnos en un lugar no solo de observación y contemplación sino también de atención y acción.

La materia prima natural ya sea lana, algodón, lino, cañamo, etc, necesita de un proceso que requiere más tiempo que el de los teñidos químicos. Este comienza en el momento de la recolección de plantas destinadas a dar color a las fibras, que nos conecta directamente con la naturaleza y la esencia de nuestra tierra.


Las plantas nos sorprenden con sus colores, y nos dan la posibilidad de jugar con distintos elementos como vinagre o limón que nos ayudarán a conseguir tonalidades diferentes.
 Además no debemos olvidar el mordentado, imprescindible para que el tinte penetre en la fibra y perdure en el tiempo.

El universo de los tintes naturales nos sumerge en una exploración continua, ya que no es un terreno finito, sino que nos brinda posibilidades que nunca terminan de sorprendernos. Por otra parte la elección de las plantas a utilizar, no es solamente la búsqueda de colores bonitos, sino recolectar y revalorizar procesos milenarios y ecológicos.

www.lanar.com.uy
https://www.instagram.com/__lanar__/

Compartir