Ingredientes:

Para la masa:

  •  250 grs de harina de trigo
  •  1/2 vaso de leche de soja
  •  1/2 vaso pequeño de aceite de oliva
  •  un poco de levadura
  • sal marina


Para el relleno:

  • 2 calabacines medianos
  • 6 espárragos trigueros gruesos
  • 2 tomates
  • 3 cebollas tiernas medianas
  • salsa de soja
  • queso vegano
  • orégano, pimienta negra molida, aceite de oliva y sal

Preparación:

Cortar los calabacines en dados pequeños y los espárragos y freir en aceite de oliva. Sazonar. Añadir a los cinco o seis minutos las cebollas cortadas del mismo modo y seguir friendo. Cuando esté casi hecho añadir los tomates rallados a la sartén. Mezclar en ésta y añadir un poco de salsa de soja. Acabar de freir a fuego medio-bajo.

Para hacer la masa mezclamos en un recipiente la harina con un poco de levadura y la sal. Añadir la leche de soja y el aceite, mezclarlo todo y amasarlo bien durante unos minutos.

Extender la masa una vez amasada hasta lograr el grosor que utilizamos para una pizza o una empanada fina. En este caso se han utilizado 5 moldes para tartaletas de tamaño mediano-pequeño y se han rellenado del siguiente modo: Se han untado con un poquito de aceite (muy poco, sólo para que no se pegue). Se ha cortado la masa con el propio molde del revés y se ha colocado primero una capa de masa, a continuación el relleno correspondiente y nuevamente otra capa de masa. Se ha cerrado por los bordes y repetido el proceso con el resto. Se ha espolvoreado un poco de orégano y pimienta por encima de cada una y un poco de queso vegano rallado.

En caso de no tener moldes preparar como si fuera una empanada en la bandeja del horno, colocando un poquito de aceite extendido (se puede extender con una servilleta de papel), una capa, el relleno y tapándolo con otra.

Meter en el horno precalentado unos 15-20 minutos.

 

Fuente: ojosveganos.com

Compartir