Los repollitos están en su momento de gloria. Son riquísimos y grandes portadores de fibra , lo cual los convierten en aliados para el sistema digestivo. Quizás estemos acostumbrados a comerlos en guisados, pero los invito a probarlos de otra forma. Todo un  descubrimiento de sabor.

INGREDIENTES ( 1 porción)

–       una taza de repollitos blanqueados en agua hirviendo

–       dos cebollas o echalottes medianas

–       ghee o aceite de oliva

–       un ajo chico

–       1 cuchara de azúcar rubio

–       salsa de soja thai  ( la común también funciona )

–       aceto balsámico

–       sal, pimienta a gusto

–       arroz integral para acompañar

PROCEDIMIENTO

–       Colocar en una olla ghee o aceite de oliva

–       Una vez que el ghee esté derretido colocar las cebollas o echalottes, cortadas en juliana ( queremos que se vean) y el ajo.

–       Bajar el fuego y sin dejar que se quemen o peguen en el fondo, caramelizar

–       Agregar una parte del aceto y la soja, permitiendo que evaporen

–       Una vez que veamos que la cebolla tomó un leve color caramelo, agregar los repollitos cortados al medio o enteros ( depende del tamaño que los hayas comprado ).

–       Permitir que los sabores se mezclen, agregar sal, pimienta y el resto de aceto y soja. Espolvorear el azúcar y continuar cocinando hasta que los repollitos estén tiernos

–       Retirar del fuego y servir con arroz integral

–       Podés a último momento colocarles un hilo de oliva y una lluvia de curry u otra mezcla de sabores que le agreguen picor

 

facebook/mamacha.uy

Compartir