Una vez más el país escandinavo se destaca con políticas ambientales innovadoras para el mundo (en el índice Better Life de la OCDE, los noruegos califican con un 9.2 sobre 10 en conciencia medioambiental). En reacción a la tala excesiva de árboles que ocurren lamentablemente en el mundo y se incrementa todos los años, Noruega se decidió por una política de cero tolerancias frente a la deforestación. Recordemos que las plantaciones de aceite de palma, soja y los terrenos para la producción de carne son unas de las industrias que más daño les hacen a los bosques al nivel mundial. Todos los años se calcula que se deforestan superficies equivalentes a 325.000 campos de futbol…

Frente a esa triste realidad y en respuesta a años de lucha de la ONG ambientalista Rainforest Foundation Norway, el Parlamento de Noruega aceptó aprobar una ley de “deforestación cero”. Un portavoz de la organización anunció que “es una gran paso para evitar la destrucción medio ambiental que están causando mayormente las multinacionales. Esperamos que sirva de ejemplo para otros países.”

Desde 2014 ya, Noruega, Alemania y Reino Unido se habían comprometido a tomar medidas urgentes para fomentar la sostenibilidad del sector agroindustrial. Como en numerosas otras áreas, Noruega fue el primer país en reaccionar activamente y tomar medidas adecuadas.

Fuente: http://www.lr21.com.uy/ecologia/1291994-noruegadeforestacion-cero-ecologia-bosques-tala

Compartir