Después de tantas idas y vueltas, finalmente se aprobó el proyecto de ley de uso sustentable de bolsas plásticas.

400 bolsas por uruguayo…

Cuesta pronunciar esta cifra: 500.000.000.000. Es imaginable si pensamos que es el número de bolsas plásticas que se usa en un año a nivel mundial. Y es una de las causas fundamentales por las que 8 millones de toneladas de plásticos terminan en los océanos. En Uruguay usamos un promedio de 400 bolsas por personas en el año, cuyo destino termina en un basurero, volando por el aire, enredadas en los pastos y en las aguas de nuestro país.

Con esos números sobre la mesa, el senador Leonardo de León, miembro informante del proyecto, explicó que la iniciativa apunta a lograr una “transición” entre el sistema actual y la eliminación de las bolsas plásticas: “Lo que se busca es pasar de las bolsas plásticas, esas que usan en los supermercados, que tienen como base la industria petroquímica, a bolsas hechas a base de materiales biodegradables. En un futuro, esperamos lograr la no utilización de bolsas plásticas”.

De que se trata la ley

La iniciativa abarca a las bolsas plásticas que sean entregadas a los consumidores y excluye a las que se utilizan por cuestiones de inocuidad o higiene alimenticia, a las autorizadas por el Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente y a las que son diseñadas para ser reutilizadas en varias oportunidades. Se prohíbe, además, “la fabricación, importación, distribución, venta y entrega, a cualquier título, de las bolsas plásticas que no sean compostables y biodegradables”. A su vez, se faculta al Poder Ejecutivo a establecer la obligación del cobro de las bolsas y la fijación de su precio mínimo.

Es un buen momento para sacar las chismosas, las bolsas de telas o carritos al momento de hacer las compras. De lo contrario se va a tener que pagar por cada bolsa que utilicemos.

 

 

 

 

Compartir