Hoy en una receta, el propongo que veas la primavera como un buen momento del año para proponerse cambios graduales en la alimentación y animarse a un lugar más a los batidos, las leches vegetales y los platos crudos.
Desde mi propia experiencia, con las mayores horas de luz, me siento con más ganas de actividad y al mismo tiempo con ganas de estar más liviana.
Es una buena oportunidad para darle un parate a la trilogía tarta-pasta-arroz e incursionar por otros lados.
Para lograrlo, es indispensable armar tu armario para que lo que quieras sumar a tus platos ESTE EN CASA! Uno cocina con lo que hay y lo que hay es un stock de fideos anti holocausto atómico, vas a seguir comiendo fideos.
• DESEMPOLVA EL EXTRACTOR DE JUGOS: hace menos frío y naturalmente nos da menos pereza tomarnos un extracto de frutas y vegetales. Comenzó preparándote el que más te gustó 3 veces por semana y bebelo en ayunas.
• BEBÉ TU MERIENDA: batidos con agua o con leche vegetal para darle un toque a tu merienda. Probá dejar el yogur, el café, la barrita de cereal industrializada a la tarde por un batido. Si no tienes tiempo para llevar el trabajo entre semana, haz la costumbre de las multas de la semana
• ARMA TU PROPIO MEZCLA DE SEMILLAS Y FRUTAS: stockeate con semillas de zapallo, girasol, pasas de uva, bayas de goji o coco y armá tu mezcla para tener una mano cuando tengas un subidón de ansiedad por comer algo dulce
• LECHE AL INSTANTE: tené en un frasco almendras, coco, sésamo o avena para hacer leche vegetal cuando tengas ganas.
• REDEFINIENDO LAS ENSALADAS: lugar definitivo en la zona donde tener frascos con quinoa, cous cous, mijo, amaranto. Cuando quieras hacer una prueba tendrás una base de poder desde el origen
• BUENOS ACEITOS: aceite de coco, de sésamo, de oliva. Tenelos a mano para darle sabores a tus vinagretas
• COMPRA FRESCO Y COME FRESCO LO MAS QUE PUEDAS: pasada la época de hacer 3 tapers de guiso y freezar, elegí en lo posible comer lo que elaborás en el momento.

+ recetas e ideas: Facebook / mamacha.uy

Compartir