¿Sabes cuáles son los pasos correctos para limpiar las manchas de chocolate en algunos de los tipos de tela más comunes?

La limpieza de las manchas de chocolate es difícil, especialmente cuando no es posible hacerlo rápidamente, justo cuando se ha producido. Sin embargo, incluso en este último caso, no te alarmes: con un poco de paciencia y los “aliados” adecuados, podrás eliminar las temidas manchas de chocolate de tu ropa o mantel favorito.

Cómo limpiar las manchas de chocolate: consejos prácticos.

Para eliminar estas manchas lo primero que hay que hacer es tratar de absorber la suciedad con talco, que se aplica directamente sobre la mancha con la ayuda de un paño seco.

Alternativamente, puede servirte también un poco de harina (como en el caso de las manchas de grasa) presionando sobre la zona a tratar para que penetre en las fibras del tejido.

Siempre debemos procurar limpiar las manchas de chocolate de la ropa con productos naturales, que no afecten al propio tejido y que no dañen el medio ambiente.

Si se trata de una mancha de chocolate seca particularmente dura, trata de ablandarla con una cucharadita de jabón líquido diluido en una taza de agua caliente. Deja actuar la mezcla durante al menos media hora y procede con un lavado normal.

Si la mancha de chocolate está sobre una tela de algodón blanco, trátala con una solución de agua salada muy caliente y unas gotas de amoníaco.

Cómo limpiar las manchas de chocolate: lana.

Si has manchado prendas de lana, como un suéter clásico, el remedio natural para limpiar las manchas es utilizar inmediatamente agua, alcohol y unas gotas de limón.

Cómo limpiar las manchas de chocolate: seda.

Tu blusa de seda favorita… ¡no te preocupes! Agarra un vaso de agua, añade una cucharada de amoníaco y remueve. Ahora puedes remojar inmediatamente la mancha de chocolate con la solución que has preparado y verás que desaparece rápidamente de tu blusa favorita.

Cómo limpiar las manchas de chocolate: algodón.

Si tienes prendas de algodón manchadas de chocolate, te recomendamos que mojes inmediatamente la mancha con agua, pero inmediatamente después trata la mancha de esta manera: toma una cacerola, caliente el agua, viértala en un vaso añadiendo una pequeña cantidad de bórax y mezcla. Luego toma un paño limpio, sumérgelo en el vaso y frota bien la mancha, verás que desaparece muy rápidamente.

https://ecoinventos.com

Compartir