El frío llega a traicionarnos y las cosas que quedan en esta salsa simple de origen árabe, aunque también podemos encontrarla en la cocina mediterránea. Combinala con pan de pitta o tostaditas.

  • 2 berenjenas grandes
  • 6 tomates secos hidratados durante 4 horas
  • ½ cucharada de tahini
  • ½ cucharada de limón
  • sal, comino

– Hornear las berenjenas al natural, cortadas a la mitad, envueltas en papel metálico, colocando la cáscara hacia arriba

– Una vez que estás en nivel, con una cuchara para quitar la carne y descartar la cáscara

– En una procesadora, colocar todos los ingredientes y procesar hasta lograr una textura cremosa

– Servir con gotas de limón y oliva

Más recetas y recetas: Facebook / mamacha.uy

Compartir