Los beneficios para la salud que conlleva andar en bici son de sobra conocidos: mejora el estrés y la depresión, ayuda a estar en forma y a perder peso, y favorece el equilibrio y la coordinación.

Pensamos en 9 razones, seguro que ustedes pueden tener algunas más, para empezar a transportarnos en bicicleta.

  • REDUCE EL RIESGO A UN INFARTO AL 50%. Aumenta tu ritmo cardíaco, disminuye tu presión arterial y el colesterol malo. Además, flexibiliza tus vasos sanguíneos.
  • POR TU SALUD Y LA DEL PLANETA: Reduce el ruido y disminuye los niveles de monóxido y dióxido de carbono, hidrocarburos y otros contaminantes del aire.
  • PIERDES PESO: Pedalear a ritmo tranquilo quema hasta 300 calorías en media hora.
  • ALTERNATIVA DE TRANSPORTE: Andas en promedio tres veces más rápido que caminando.
  • PROTEGE LAS ARTICULACIONES: Entre 70 y 80% del peso del cuerpo es amortiguado por el asiento, liberando a tus articulaciones de riesgos.
  • TE AYUDA A AHORRAR: Los costos del uso de la bicicleta son 50 a 100 veces menores a los de andar en automóvil.
  • EVITAS EL ESTRÉS: Te ahorra el tráfico vehicular, el principal problema de movilidad que tenemos en la capital de nuestro país.
  • TE HACE FELIZ: Andar en bici libera endorfinas, las llamadas hormonas de la felicidad.
  •  DUERMES MEJOR: Andar en bici estabiliza el ritmo biológico del cuerpo y reduce los niveles de cortisol, hormona que impide el sueño profundo.

Compartir